Bionoticias

BioNoticias Julio-Agosto 2017

Los grissinis y palitos de Biocop, deliciosamente crujientes

Los productos de panadería son todo un clásico de Biocop. Entre ellos se encuentran los grissini en dos variedades: espelta y sésamo.

De textura muy crujiente, son ideales como sustituto del pan o bien para acompañar cremas, salsas y decorar platos. En época de verano también sirven como un pequeño snack para consumir entre horas, ya que son fáciles de llevar a cualquier parte.

Los palitos de espelta y sésamo, de reciente incorporación a nuestra familia de panadería, también son tostaditos y muy crujientes, presentados en práctica bolsa.

Sólo tienes que probarlos, ¡no te desprenderás de ellos!

Nueva línea “Men” de productos para el cuidado personal para hombre

Urtekram nos presenta una nueva línea de cosmética biológica para hombre.
Gel para ducha, loción corporal y desodorante roll-on en crema.

Todos estos productos de agradable fragancia masculina contienen una combinación de baobab biológico, regaliz y aloe vera. El regaliz sirve para proteger de la contaminación. El aloe vera tiene una acción calmante y regenerante. Y el baobab, junto con el ácido hialurónico que contienen el gel y la loción corporal, ayudan a nutrir y a fortalecer la piel y el cabello para el cuidado diario.

Todos los productos de cuidado de Urtekram son:
• Certificado orgánico con la certificación COSMOS ORGANIC de Ecocert Greenlife, excepto el Stick Deo (COSMOS Natural).
• Sin parabenos ni conservantes sintéticos.
• Elaborados con ingredientes vegetales.
• Sin ingredientes petroquímicos.
• No probados en animales. 

Los excelentes frutos secos tostados y salados de Rapunzel

La última incorporación de frutos secos de Rapunzel la constituyen estas cuatro variedades:

• ALMENDRA TOSTADA SALADA
• ANACARDO TOSTADO SALADO
• CACAHUETE TOSTADO SALADO
• MEZCLA FRUTOS SECOS SALADOS

Estos frutos secos, de calidad excepcional, son seleccionados minuciosamente, ligeramente salados y tostados suavemente con aire caliente procedente de energías renovables predominantemente, lo que proporciona a estos productos un sabor inigualable y una textura muy crujiente.  

Las deliciosas cremas de chocolate para untar la Vida Vegan

Presentamos una nueva marca de deliciosas cremas de chocolate. Son de textura firme y aptas para veganos.
Elaboradas con productos de alta calidad y comercio justo.
Contienen aceite de girasol y sin gluten.

Las encontrarás en las variedades:

• CREMA CHOCOLATE AVELLANAS
• CREMA CHOCOLATE NEGRO
• CREMA CHOCOLATE

Solo tienes que probarlas para disfrutar de este pequeño gran placer.

7 buenas razones para nunca divulgar el contenido transgénico de los alimentos del súper

Hay muchos argumentos a favor de la obligación de etiquetar los productos transgénicos (organismos genéticamente alterados –GMO en inglés). Sin embargo, la empresa líder en la producción de organismos con ADN alterado ha sido muy eficaz en impedirlo; comprando los resultados de las últimas elecciones. La opinión pública está masivamente a favor de la idea, pero los políticos necesitan dinero para llenar sus cajas y financiar sus elecciones y aceptan estar a bordo del barco que va en contra del bienestar de la población. El resultado es que, la verdad, nadie sabe cuáles son los productos del súper que contienen productos transgénicos o genéticamente alterados. Eso pone en duda la salubridad de absolutamente todos los alimentos procesados: más del 80% del cultivo de maíz y de soJa en Estados Unidos es de origen transgénico (...) entonces es lógico pensar que el 80% de los alimentos procesados tienen un porcentaje más o menos grande de transgénico. Si sabemos que la mayoría de los alimentos procesados tienen transgénicos, pero no sabemos cuáles son, entonces la única solución para nunca comer comida con alimentos genéticamente alterados, en ausencia de un sistema de etiquetado, es no comprar ningún alimento del súper…

Al menos 50 países en el mundo, e inclusive la Unión Europea, han establecido algún tipo de etiquetado obligatorio, cuando no han prohibido el consumo, la importación o la producción de alimentos transgénicos. Desgraciadamente, la industria de los alimentos en la UE y EE.UU. son dos animales diferentes.

A pesar de que no existe ninguna prueba, generalmente, los políticos han aceptado que no había nada que distinguiera las propiedades nutricionales de los alimentos transgénicos y las de alimentos no modificados genéticamente. Está muy difundido el hecho que los alérgenos están presentes en los alimentos transgénicos, pero esto se pasa por alto en gran parte por la FDA (U.S Food & Drug Administration, la Agencia para la administración de Alimentos y Medicamentos americana). Además, ahora que la EPA (U.S. Environmental Protection Agency) ha permitido el herbicida glifosato de Monsanto en niveles 60 veces por encima de la exposición tóxica para la colza, soja, girasol, lino y maní, es un pase libre para químicamente vaporizar la mayoría de los alimentos transgénicos más allá de los límites aceptables.

Para los políticos, todo el dinero es verde y no quieren ver que hay una diferencia, no porque no existe una, sino porque se niegan a reconocerla.

Monsanto escribe: “No hay necesidad de poner a prueba la seguridad de los alimentos modificados genéticamente. En tanto que la ingeniería de proteínas es segura, los alimentos de los cultivos transgénicos son sustancialmente equivalentes y no pueden plantear riesgos para la salud”. La FDA ya renunció a todos los niveles de las pruebas de seguridad en 1996, antes de la aprobación de la comercialización de estos cultivos. Solamente la investigación voluntaria es necesaria, y la FDA ni siquiera quiere ver los resultados. Y ciertamente no hay necesidad de publicar nada de eso. Si te acuerdas de 1996, año en que los primeros cultivos se comercializaron, los investigadores de la FDA de EE.UU. ha pronosticado que los cultivos transgénicos tendrían difícil detectar los efectos secundarios, los alérgenos, toxinas, los efectos nutricionales, las nuevas enfermedades.

A menos que estés geográficamente situado en la mitad de los países en el mundo que han declarado la prohibición de comida transgénica, entonces es muy probable que estés comiendo productos genéticamente alterados.

Como consumidores, tenemos derecho a saber lo que está en nuestra comida, especialmente en relación con los productos que tiendan a traer problemas de salud y ambientales.

A continuación vienen 7 razones por las que es improbable que se apruebe una ley para que se puedan identificar los productos transgénicos:

1. Efecto nicotina 
Etiquetar los alimentos transgénicos implicaría dar al gran público una advertencia sobre los efectos perjudiciales para la salud de los alimentos del súper. Ello generaría controversia entre los millones de personas que se esfuerzan a diario para mantener o avanzar en sus niveles de salud y bienestar a través de estrategias dietéticas. Existen diferencias significativas entre los alimentos transgénicos y convencionales en cuanto a los efectos secundarios, los alérgenos, toxinas, los efectos nutricionales, y nuevas enfermedades. Aunque hay diferencias nutricionales o alergénicos que son reconocidos por la FDA, etiquetar los alimentos transgénicos pondría de inmediato el proceso de toma de decisiones de nuevo en manos de los consumidores sin pasar por el control de la agencia reguladora. Al final podría ocurrir que, al igual que en la industria de la nicotina, personas con cáncer demandaran a los productores, lo que ocasionaría no solamente pérdidas millonarias, sino pérdida de productividad, dinero malgastado y pérdida de credibilidad de las grandes empresas y de su benefactor: la FDA.

2. Identificación de las grandes marcas 
El etiquetado obligatorio permitiría a los consumidores identificar y mantenerse alejado de las marcas que les causaran problemas. Esto podría causar un efecto dominó en toda la industria alimentaria, provocando campañas de información sobre algunas de las marcas más grandes y de mayor éxito en el mundo, eliminando de forma eficaz su popularidad a través de la educación progresiva. Cabe decir que la gran mayoría de las marcas de comida usan alimentos transgénicos para sus productos.

3. Prohibidos por las grandes religiones 
Por razones religiosas o éticas, muchas personas quieren evitar el consumo de productos de origen animal, incluido el ADN animal. La biblia, el libro de las más grandes religiones (Católicos, Judíos, Cristianos y Musulmanes) está muy clara: En Génesis 1:27. “Y creó Dios al hombre a su imagen” 1:12 “Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.” Hasta hoy, todavía, la mayoría de los feligreses no saben que el hombre está jugando a Dios al diseñar y mezclar el ADN de insectos u otros animales con el ADN de las plantas. Si los consumidores estuvieran más informados a través de iniciativas de etiquetado, ello causaría una reacción masiva contra marcas conocidas de alimentos procesados, sobre todo en Estados Unidos, que es el país más religioso del mundo.

4. Los mayoristas eliminarían los productos genéticamente alterados de su gama 
Etiquetar los alimentos transgénicos para satisfacer los deseos de los consumidores conscientes de la salud tendría consecuencias para todos los fabricantes de alimentos que utilizan ingredientes transgénicos. La experiencia con el etiquetado obligatorio en la Unión Europea, Japón y Nueva Zelanda no ha dado lugar a la elección del consumidor. Más bien los minoristas han eliminado los productos OGM de sus estanterías debido a la percepción de los consumidores y a la aversión productos OGM. ¿Te imaginas lo que sería el efecto en los EE.UU.?

5. Se invertiría el esquema: los pequeños productores se volverían grandes 
Los consumidores que quieren comprar alimentos no modificados genéticamente tienen actualmente la opción de comprar alimentos orgánicos certificados, que por definición no pueden ser producidos con ingredientes transgénicos. Etiquetar los ingredientes transgénicos afectaría a toda la industria de alimentos orgánicos y a la generación de cientos de millones de dólares en ingresos. Muchos consumidores volverían a los alimentos convencionales si se enteraran de que no contienen ingredientes transgénicos. Esto causaría una pérdida de beneficios para algunos grandes fabricantes de alimentos que tienen divisiones orgánicas dentro de sus marcas.

6. Se tendría que rediseñar la cadena logística de suministro 
Si los alimentos transgénicos fueran separados de los alimentos no modificados genéticamente, la infraestructura del sistema de alimentos (almacenamiento, procesamiento y transporte) tendría que cambiar drásticamente en un corto período de tiempo para adaptarse a la necesidad de este cambio.(...) Sería muy caótico y el gasto se iría a pique si la mayoría de los consumidores evitara los alimentos etiquetados como que contienen ingredientes transgénicos.

7. Perdida de credibilidad de la FDA 
Si los activistas anti-OGM ganaran la batalla para aprobar la legislación de etiquetado de OGM, se sentaría un precedente para cualquier otro tema controvertido de salud en manos de las agencias reguladoras. ¿Y entonces, qué? Las agencias de salud pública estarían entonces en riesgo de perder su credibilidad en otros temas candentes de debate como el fluoruro en el agua potable o la vacunación. Si la población son ganara la gran batalla que liberarse del envenenamiento gradual, toda la política del Gobierno podría ser entonces objeto de control y los grupos de defensa de los consumidores no se detendrían ante nada.Sería una pérdida de control y eso es algo que a los cárteles del mundo no les interesa en absoluto.

Etiquetar los productos transgénicos resultaría un caos a nivel judicial (demandas millonarias), religioso (el hombre se cree Dios), logístico (redistribución de la cadena de suministro de alimentos), político (pérdida de credibilidad), financiero (bancarrota de los principales productores y caída de la bolsa de valores, dejando muchos inversionistas si dinero), y humano (la bancarrota de las empresas llevaría a un desempleo masivo).

¿Comer sano? A nadie le conviene esta solución, así que, prepárense a comer toxinas alteradas durante las próximas décadas.

Fuente: www.saludesencial.org

Campañas Stop Glifosato

09c115d06ed0292bb46575089137e7a0646e5ec0

Desde hace décadas se emplea el glifosato, un producto tóxico de la multinacional Monsanto (la de los PCBs, el agente naranja o los transgénicos), como herbicida en campos, cunetas, vías férreas o parques. La ciudadanía se ve sistemáticamente expuesta a esta sustancia tóxica. En junio de 2015 la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (de la OMS) incluyó al glifosato en su listado de agentes probablemente cancerígenos, y es extremadamente dañino para la biodiversidad y nuestro medio ambiente. La Campaña Stop Glifosato quiere pararle los pies a la transnacional.

A primeros de abril la asociación francesa Générations Futures analizó la orina de 30 personas de ambos sexos, de entre 8 y 60 años de edad, habitantes urbanos y rurales, con fuentes de alimentación variables (convencional, ecológica, omnívora, vegetariana). El resultado fue aterrador: 100% de las muestras analizadas contienen glifosato (la concentración media encontrada fue de 1,25 ng / ml y en 29 de los 30 casos la concentración es mayor que la máxima admitida para la presencia de un plaguicida en el agua de boca -0,1 ng / ml-).

Un análisis presentado el 25 de mayo por la revista mensual de la organización de consumidores italiana “Il Salvagente” sugiere que la contaminación por glifosato en humanos se ha generalizado, incluso en los centros urbanos alejados de las tierras agrícolas. En el análisis, llevado a cabo conjuntamente con la asociación A Sud, se realizaron análisis de orina a 14 mujeres embarazadas, ¡resultando positivos en todos y cada uno de los casos!

En el mes de febrero una coalición de organizaciones Europeas puso en marcha una Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) para pedir la prohibición del glifosato. Se trata de un instrumento de la ciudadanía para dirigirse a la Comisión Europea. Si se reúne 1 millón de firmas, la Comisión está obligada a escuchar la demanda de prohibición del glifosato y de evolución hacia una agricultura sin pesticidas.

Pues bien, ¡nos estamos acercando “peligrosamente” al millón! Hemos superado las 800.000 firmas online (a las cuales hay que sumar más de 100.000 en papel). En España hemos alcanzado el umbral exigido de las 40.500 (y más de 1.000 en papel) pero debemos seguir, dado que es probable que la administración Española descarte un cierto número de ellas. Además, necesitamos tu ayuda para superar el millón en toda la UE y poder conseguir nuestro objetivo de una UE libre de glifosato.

Recordemos que la normativa europea especifica que debería prohibirse el uso de sustancias cancerígenas. Pero un procedimiento regulador fraudulento y repleto de errores ha estado protegiendo esta sustancia hasta la fecha. Ahora queremos sacar a la luz la verdad. Pero necesitamos ser más de un millón para que la UE tenga en cuenta la petición. Se trata de nuestro futuro, nuestra salud y nuestro medioambiente.

Para ello pedimos a la ciudadanía que firme y difunda la Iniciativa Ciudadana Europea. stopglyphosate.org/es

Fuente: vidasana.org/noticias/campaas-stop-glifosato

Aumenta en un 24,6% el consumo per cápita de productos ecológicos en España

En seis años el consumo de productos ecológicos ha aumentado un 56,6% frente al retroceso en alimentación convencional del 2,1%

El consumo de productos ecológicos en España sigue creciendo, como vienen destacando los informes y estadísticas de consumo ecológico. En 2015 el consumo se ha acercado a los 1.500 millones de euros, lo que se traduce en un aumento del gasto per cápita en alimentación orgánica de los españoles. El significativo desarrollo del consumo ecológico ha hecho que el gasto en 2015 alcanzara los 32,27 euros por habitante al año, un aumento cercano al 25%. Este dato contrasta con el incremento del 1% que se ha producido en la alimentación convencional. Son datos que se desprenden del último estudio publicado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) y realizado por la consultora Prodescon.

La tendencia en el aumento del gasto en productos ecológicos viene confirmada por este informe, según el cual en los últimos seis años (2011/2015) el gasto per cápita de los consumidores en alimentos y bebidas convencionales se redujo ligeramente (-2,1%) mientras que en productos ecológicos creció de manera muy notable (+56,6%).

Este importante aumento en el consumo de productos ecológicos por parte de la población española acerca a nuestro país al computado en los países europeos líderes en el consumo de productos ecológicos, aunque aún dista de los 210 € por habitante y año que se registran en Suiza, país líder en ente ránking.

Y ¿Qué productos ecológicos compran los españoles? 
Hay diferencias significativas en la configuración de la cesta de la compra entre alimentos y bebidas ecológicos y convencionales. Si las hortalizas, patatas, frutas y cereales ocupan cerca del 50% de una cesta ecológica; la carne, el pescado y los productos lácteos protagonizan una convencional.

Sin duda, es una interesante orientación para todos aquellos agentes interesados en entrar o diversificarse en este creciente segmento del mercado agroalimentario español.

Fuente: www.ecological.bio

Biocop es noticia

Durante los meses de mayo y junio, Biocop ha sido noticia en diversos medios de comunicación. Entre ellos destaca:

• Coincidiendo con Biocultura Barcelona y la presentación de nuevos productos de la compañía, varios medios destacaron, en sus ediciones impresas, algunas de nuestras principales novedades. Es el caso de la Revista Integral, que destacó: “Biocop, alimentación bio y consumo responsable”; el diari ARA con una entrevista a nuestro director general, Joan Picazos, en la que se mencionaba la filosofía activista de la empresa; y El Punt Avui que resaltó la presentación de las nuevas infusiones ecológicas.

• La rehabilitación de forma sostenible de las instalaciones de Biocop ha sido noticia en varios medios de comunicación. Entre ellos, LaVanguardia.comElPeriodico.comExpansiónla Revista Inmueble, el rotativo comarcal de El 9 Nou, además de otros portales online como FinalcialFood.esAlimarketRevista Alimentaria y Brandcontainer.

• Diferentes medios de comunicación se hicieron eco de la nueva alternativa a los snacks y dulces con altas calorías de Biocop: las nuevas tortitas maxi (200 g). Lo hicieron La Vanguardia, el periódico del Vallès El 9 Nou, así como la revista Salud Total y el portal FinancialFood.es.

• El lanzamiento de las nuevas galletas de copos de avena de la compañía ha sido noticia en diferentes portales y periódicos. Entre ellos, AlimarketFinancialFood.esBioEcoActualInforetail e Innovación en la Despensa.

• La revista Integral ha realizado un pequeño reportaje en el que se centra en Biocop y su compromiso por la regeneración del modelo de alimentación actual. En él, destaca la ampliación de la cartera de productos y menciona las nuevas infusiones y tés ecológicos de la compañía.