Bionoticias

Propuestas para un cuidado personal más sostenible

¿Es posible un cuidado personal más respetuoso con el medioambiente? Cada acción que llevamos a cabo en nuestro día a día tiene su impacto, en nosotros mismos, en los demás o, incluso, en el planeta. La conciencia creciente en la necesidad de frenar la emergencia climática nos lleva a cuidar más los detalles, a plantearnos qué efectos en el entorno conllevan nuestros gestos y cómo podemos minimizar o eliminar aquellos que resultan perjudiciales.

Por otro lado, como consumidores también nos preocupa, cada vez más, aquellos productos de cuidado personal que entran en contacto directo con nuestra piel o nuestro cabello. Para asegurar que cuidamos a la vez del medioambiente y de nuestro cuerpo, desde Biocop os proponemos tres factores para tener en cuenta a la hora de elegir los productos cosméticos y de higiene personal: sus ingredientes, los envases y las certificaciones.      

Busca fórmulas naturales y veganas

El origen de los ingredientes que contengan tus cosméticos es sumamente importante. Nuestra piel está constantemente sometida a agentes externos que la dañan: cambios de temperatura, luz solar, polución… Así que es clave tratarla bien y aplicarle productos adecuados que no la castiguen todavía más. Por eso debemos tener especial cuidado con los productos que contengan ftalatos, parabenos y bronopol, sustancias químicas que pueden tener efectos perjudiciales a medio y largo plazo.  

En este sentido, recomendamos productos veganos, con ingredientes de origen natural y, si puede ser, ecológico y orgánico. Un buen ejemplo de esta práctica es la marca Organyc, especializada en productos de belleza para uso diario. Todos ellos tienen una cosa en común: el ingrediente base es algodón 100% orgánico. Es el caso, por ejemplo, de productos de higiene femenina como compresas o salvaslip, fabricados con algodón hipoalergénico y transpirable, además de contar con la certificación ICEA.

Si, además, los productos son veganos, nos aseguraremos de que no se ha realizado ningún ensayo con animales ni se ha usado para su elaboración ningún ingrediente de origen animal, como puede ser la cera de abeja o el ácido hialurónico, entre otros. Al no usar productos químicos, son bien recibidos por todo tipo de pieles, desde las más resistentes a las que presentan más sensibilidad.

Elige un packaging sin plásticos

Cuando hablamos de la relación de las personas con el medioambiente, los residuos que producimos es uno de los principales temas que hay que tratar. La mayor parte de residuos que generamos son envases, sobre todo de alimentos, pero también de todos los demás artículos que consumimos. Muchas marcas de gran consumo ya han empezado el proceso de transformación de su packaging para ofrecer alternativas que no estén basadas, únicamente en plásticos contaminantes y difíciles de reciclar. Otras empresas, han avanzado más en este campo.

Prueba de ello son los envases fabricados de plástico plant-based. Esto significa que procede de fuentes renovables y no de petróleo, como buena parte de los plásticos más presentes en el mercado en la actualidad. Un ejemplo de este tipo de packaging es el que usa la marca de cuidado corporal y capilar Urtekram. Este material, además de obtenerse a partir de fuentes naturales, tiene otra ventaja, y es que absorbe el CO2. Es el caso, por ejemplo, de su gama de champús, que además de aromáticos cuentan con fórmulas naturales en envases hechos a base de caña de azúcar, totalmente biodegradables: de matcha, de citronela, de lavanda,  o de aloe vera, ¡elige la que más te guste!

Comprueba las garantías

¿Cómo nos podemos asegurar de todo ello? La transparencia de las marcas de cosmética es muy importante a la hora de informar al consumidor de su verdadero impacto en el medioambiente y en nuestro cuerpo. De hecho, existen certificados internacionales que avalan las prácticas de las marcas y garantizan que sus ingredientes sean de origen natural, que son productos ecológicos y que se ha hecho un esfuerzo en reducir el impacto medioambiental de sus envases.

Las marcas mencionadas anteriormente, así como Douce Nature yJonzac, cuentan con la certificación Cosmos Organic. Esta identifica los productos procedentes de la agricultura ecológica, que se fabrican con el uso de recursos naturales de forma responsable con el medioambiente, con procesos limpios y respetuosos con la salud y que se integran en el concepto de química verde. Desde discos desmaquillantes extrasuaves 100% bio a un desodorante en roll on con karité procedente de comercio justo y con envase 100% vegetal, en Biocop encontrarás productos que cumplen estos requisitos.

Todo ello se enmarca en unos estándares concretos que permiten atribuir la certificación de Cosmos Organic, que se otorga a aquellos artículos que, además, contienen los porcentajes requeridos de ingredientes ecológicos. Si te interesa, en un post anterior, te contamos todo lo que debes saber sobre los sellos ecológicos para una compra más sostenible. ¡Cada pequeño gesto suma!